Poesía: Una rosa amarilla

Si aparece a mi puerta un pibe
con la ropa sucia, descalzo
con cara de delincuente
y un fajo de hojas bajo el brazo
y sobre estas un poema
un poema escrito por el pibe
durante penosas noches
en su casucha, en la miseria de una villa
asediado por moscas
acariciado por cucarachas
aspirando los hedores de la basura
bebiendo un vaso de agua turbia
con el cuerpo de su padre
roncando su borrachera desde el suelo
y los gritos de su madre
golpeando a sus siete hermanitos
que lloran y aúllan como cuervos
y en el poema
en el centro del poema
hay una rosa amarilla
entonces ese pibe para mí es Cervantes
para mí es mejor que Vallejo o Neruda
yo le doy el premio Nobel de Literatura
y también denle, en el combo, el de la Paz
porque es fácil ser un puto burgués
nacido en una campiña afrancesada
o en una casa con amplio jardín
y escribir un poema
sobre una rosa amarilla
es hurtar a tu entorno
es robarle a la naturaleza,
pero hay que tener una destreza única
una imaginación prodigiosa
para haber nacido y crecido
en la miseria de una villa
rodeado de indigencia
cercado por muros de ladrillo y chapa
por murallas de iniquidad
sacudido, apaleado, machucado,
por los golpes de la vida
esos que son tan duros, ¡yo no sé!
y aun así imaginar
imaginar
una rosa amarilla.

Escrito original: 27 de febrero de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s